Mantequillas y margarinas

Las grasas son necesarias en la alimentación, ya que aportan vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales y dan sabor y sensación de saciedad.

La mantequilla está constituida por una parte grasa y una acuosa emulsionadas. 

La parte acuosa contiene agua, lactosa, ácido láctico y proteínas

Es el único alimento natural, junto con la yema de huevo, que proporciona cantidades importantes de vitamina A. También aporta vitamina D, E, B1, B2 y B6, y minerales como sodio, calcio, potasio, fósforo, magnesio y hierro.

El contenido en grasas de la margarina es igual al de la mantequilla y está formada por grasas o aceites vegetales.

Con moderación
(tratar de limitar el consumo)

 

Consejos

 

Puedes darle a tu hijo entre 15 y 20 g en la tostada del desayuno.

El consumo de grasa debe ser moderado pues son los alimentos que poseen el mayor contenido energético, 9 veces más que los carbohidratos.

No deben representar más del 30-35 % del total de calorías.

En concreto los ácidos grasos saturados deben limitarse al 7 % del total, los poliinsaturados al 10 %, y el resto den ser monoinsaturados.