Aceites

El aceite de oliva cuenta con un ácido graso fundamental que es el oleico, grasa monoinsaturada, con efecto benéfico sobre el colesterol, y contiene una cantidad moderada de linoleico y pocos ácidos grasos saturados.  

Por ello es el único que puede utilizarse sin refinar y es ideal para las frituras. También es una potente fuente de antioxidantes.

Los aceites de girasol, maíz y soja son aceites vegetales ricos en ácido linoleico y en vitamina E.

Los aceites de palma y palmiste tienen una cantidad muy alta de grasa saturada por lo que son sólidos a temperatura ambiente. Son muy utilizados por la industria en la elaboración de bollería y margarinas.

Con moderación
(2-3 cucharadas diarias)

Consejos

 

Es importante cocinar con aceites vegetales.

El aceite de oliva es el más recomendable.

Puedes aplicar un chorrito de aceite de oliva en la tostada del desayuno de tu hijo.

También lo puedes usar para dar sabor a ensaladas y verduras.